Los mejores desayunos rápidos para los días de prisa

¿Sientes que te falta tiempo en las mañanas para alistar todo lo que se viene en el día? Hoy te decimos varias ideas de desayunos rápidos de preparar para que no salgas de casa sin la comida más importante del día. ¡Toma nota!

Los mejores desayunos rápidos para los días de prisa

Los mejores desayunos rápidos para los días de prisa

  1. Lunes. Prepara una salsa de atún la noche anterior, y el lunes por la mañana solo debes untarla en dos rebanadas de pan cuadrado. Agrega lechuga fresca, algunas rodajas de tomate, ¡y listo!
  2. Martes. ¿Te gustan los huevos revueltos? Pica un tomate y saltéalo con un par de huevos en el teflón. Mézclalos hasta que se forme un revoltillo y sírvelo con dos rebanadas de pan tostado.
  3. Miércoles. Para la mitad de la semana es importante mantener la energía en el tope. Prepara panquecas de avena con esta simple receta: mezcla en la licuadora una taza de avena en hojuelas, un huevo entero, 3 claras de huevo y una banana. Pon un poco de mezcla en el teflón y deja que caliente hasta que forme la panqueca. Caliéntala también por el otro lado. Si quieres que sean un poco más dulces, agrega un sobre de edulcorante a base de stevia.
  4. Jueves. Si te gusta el yogur, puedes servirlo con un poco de granola y trozos de frutos del bosque. Es delicioso, muy nutritivo y rápido de preparar.
  5. Viernes. ¿Te gusta la palta? ¡Hazla la protagonista de tu desayuno! Córtala en rodajas y añádelas a tu sándwich del lunes, acompañando o sustituyendo la lechuga y el tomate.
  6. Sábado. Aprovecha los minutos extra que te ofrece el fin de semana para descansar un poco del pan y la harina, así puedes preparar una ensalada de frutas. Lava muy bien dos o tres manzanas, pela una mandarina, pica una banana y algunas otras frutas que te gusten, como naranja, kiwi, etc. Agrega los trozos en un envase y vierte un poco de naranjada o jugo de duraznos. ¡Delicioso!
  7. Domingo. Hoy es día de descanso y de disfrutar en familia, por lo que es el día ideal para el brunch (breakfast and lunch, desayuno y almuerzo). Sin embargo, si te sientes con ganas de consentir a los tuyos, puedes preparar unos deliciosos hot cakes con mermeladas y frutas. Son fáciles de preparar y muy deliciosos. Eso sí, contienen muchísimas calorías, por lo que son ideales para un cheat meal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *